6 Consejos top para evitar lesiones en Pádel

Cómo evitar lesiones al jugar al pádel.

El pádel se ha convertido en uno de los deportes estrellas de los últimos tiempos. Consiste en un deporte de pala que ha creado furor debido a la sencillez del juego, pudiendo ser practicado por cualquier persona, pese a que su forma física no sea la perfecta. Un buen deporte para estar en forma de una manera sencilla y muy divertida, deporte muy practicado tanto por hombres como por mujeres, en el que además podemos ir adentrando a los más pequeños de la casa.

Sin embargo el convertirse en un deporte tan popular, hace que muchas personas acabe practicándolo sin ser conscientes de que realmente es un deporte y como tal deben de tomarse las medidas necesarias para evitar grandes o pequeñas lesiones que con el tiempo puedan ocasionarnos mayores molestias.

Entre las lesiones más comunes en los jugadores adeptos al pádel nos encontramos con esguinces, desgarros musculares, tendinitis, luxaciones… para no ser víctima de este tipo de lesiones es conveniente de que sigas estos consejos antes de practicar este deporte que está tan de moda.

 

Cómo jugar al pádel  y no lesionarse

1º Calienta tus músculos antes de comenzar el ejercicio. Al igual que cualquier deporte requiere un calentamiento previo que se debe centrar sobre todo en los tobillos por los giros inesperados que se puedan hacer al intentar recoger la pelota y los brazos y hombros, puesto que es un deporte en el que se trabaja mucho estas zonas.

2º Equípate en condiciones. Es indispensable que tengamos un buen equipo de pádel, sobre todo si es un deporte que practicamos con frecuencia. Importantísimo el uso de unas zapatillas adecuadas para evitar lesiones.

3º La hidratación es muy importante como en cualquier deporte por lo que es recomendable que cuando vayas a entrenar o jugar un partido lleves contigo una botellita de agua y que realices paradas para hidratar tu cuerpo. Durante el ejercicio físico se pierde mucho líquido del cuerpo y podemos vernos expuestos a una deshidratación que nos haga sentir cansado, fatigado e incluso provocarnos mareos.

4º No excedas el tiempo de entrenamiento. Si te sacrificas mucho entrenando puedes provocarte una lesión debido a que el musculo se encuentre saturado. Es mucho mejor ser más constantes, entrenar a menudo pero en sesiones más cortas.

5º Cuida las posturas de tu espalda cuando lances, no vaya a ser que provoques una lesión en tus brazos u hombros. Debes de entrenar bien los cambios y los giros, ya que son en estos casos en los que más se suele producir lesiones. Cuando realizamos un giro brusco, los músculos están siendo forzados y llevados al límite, esto es lo que puede hacer que se provoque la lesión.

6º Los estiramientos son indispensables. Como en todo deporte se requiere que posteriormente al ejercicio que hemos estado practicando  se realicen estiramientos para cuidar los músculos que hemos estado trabajando durante la sesión.

Teniendo todos estos consejos en cuenta no deberías de tener ningún tipo de lesión. Vive una vida sana, practica deporte pero siempre de una forma responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *