10 tips para aprender a negociar

Aprender a negociar.

El proceso de negociación es parte de la vida cotidiana así como el ámbito profesional. En todo momento nos damos cuenta que es básico contar con un poco de conocimiento acerca de negocios.

Diversas carreras universitarias como la licenciatura en comercio y negocios internacionales, en administración, mercadotecnia, entre otras, imparten de manera académica como lograr realizar algún trato eficientemente.

Debemos escuchar lo que se dice, pero aún más importante en una negociación, es escuchar todo aquello que no se dice – Peter Drucker

Sin embargo, si no te consideras un experto a continuación encontrarás algunos tips para aprender a negociar que te serán muy útiles:

  1. Contar con objetivos: Lo primero que debe pasar por tu mente es tener un objetivo claro y bien definido que te permita reconocer hacia dónde debes dirigirte, de esta manera no desperdiciarás ni un solo minuto.
  2. Determina una estrategia: Cuando se delimitan objetivos, es más fácil establecer cuáles serán las tácticas de negociación apropiadas para cada caso en específico. Cuando la atención es personalizada lograrás tener una respuesta más positiva.
  3. Realiza una búsqueda: Antes de reunirte con la persona con la que vas a negociar es importante realizar una búsqueda para entender aquellos valores, cultura que lo identifican; de esta manera generarás empatía con el cliente y es más probable que llegues a un acuerdo de una forma más rápida.
  4. Saber escuchar: En todas las pláticas es necesario dar un momento para entender lo que el interlocutor quiere dar a conocer, esto aporta ciertas ventajas como la construcción de una relación empática, que permite entender y descubrir cuáles son las preocupaciones así como expectativas del prospecto.
  5. Lleva una bitácora: Es de gran importancia que vayas anotando las conclusiones que se generen a partir de la reunión, de esta manera en el próximo encuentro podrás tener claro cuáles son los puntos que se deben atacar.
  6. Revisar los avances: Una revisión periódica de los puntos a los que se ha llegado de acuerdo así como los avances que se pretenden alcanzar es de gran ayuda para visualizar en qué punto se encuentran.
  7. Mantén el buen humor: Algo primordial es el sentido del humor, el cual puede ayudar a que sea mucho más fácil generar un trato así como mantener una relación cordial. Es imprescindible evitar los malos gestos, no pierdas la paciencia, no te enojes;  así tengas que explicar varias veces algún punto, o limitarte a contestar un correo educadamente, recuerda que ambas partes salen beneficiadas y no van a llegar a nada cuando la relación no es amena.
  8. Pide ayuda si lo necesitas: No quieres parecer débil y decir que necesitas consultar la decisión final con alguien, sin embargo las decisiones más importantes deben analizarse con calma para estar completamente seguros de que es lo correcto.
  9. Recuerda siempre el GANAR- GANAR: En una negociación ninguno de las dos partes debe salir perdiendo, la satisfacción que se obtiene al generar una relación permite un trato cálido y cómodo en el cual se tiene la confianza de que será lo adecuado.
  10. No des todo, pero tampoco des nada: La negociación es un proceso que permite llegar a una resolución, y por lo tanto este no puede ser inmediato, es la oportunidad para delimitar hasta qué punto es beneficioso para ambos. Es muy común que cuando se llega al punto de todo o nada, se quiebra la relación porque el punto medio es el ideal para cerrar un trato.

Las negociaciones son parte de la vida, y en el ámbito profesional se desempeñan frecuentemente, por lo que tener en cuenta desarrollar estas habilidades te será de gran ayuda para cualquier momento en que lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *