El Arca Santa recupera su buen estado

El Arca Santa recupera su buen estado

El famoso relicario Arca Santa del siglo XI ha sido restaurado.

Ya luce sus característicos colores dorado y plateado

El Arca Santa es la caja que guardaba el Santo Sudario y algunas otras reliquias propias de la religión cristiana. Su estado era bastante malo pero ha sido este año cuando se ha decidido que ya tocaba restaurar y el trabajo ha finalizado este mismo verano.

Ha sido el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) el organismo encargado de llevar a cabo la restauración. La directora técnica del proyecto hacía saber, cuando se dio el comunicado, que la reliquia «está perfecta» actualmente.

En el año 1934 tuvo lugar la trágica voladura de la Cámara Santa que tan nefastos daños causó. Sin embargo, después de tres meses de trabajo, el Arca Santa vuelve a lucir en plata y oro.

Para conseguirlo, el relicario ha tenido que ser abierto, desmontado, limpiado, saneado y recompuesto. Además, se ha llevado a cabo una actividad de protección extra para prevenir deterioros futuros que se renovará cada cinco años.

Tras esta reparación se han ultimado unos detalles y se han realizado una exhaustiva documentación gráfica; sólo así el relicario volvió a la Cámara Santa. Por supuesto, actualmente ya se encuentra en exposición para que devotos y curiosos puedan disfrutarla.

Para llevar a cabo esta recuperación se ha precisado la colaboración de un arqueólogo, un historiador, un restaurador, un carpintero, dos plateros y un gemólogo.

Una de las partes en las que consistió la restauración fue un análisis completo que determinó que existían reintegraciones que estaban tapando partes originales por lo que se dieron algunas sorpresas.

Por otro lado, se indica que la plata ha sido el elemento más difícil de reparar.

En cuanto a la parte biológica, el Arca Santa, por suerte, no ha sufrido ataques como ya los tuvo en su momento por una plaga de carcomas. Sin embargo, la madera ha tenido que ser igualmente restaurada pues estaba tan deteriorada que incluso los trabajadores y responsables se han sorprendido.

Como curiosidad tenemos que se han encontrado unas monedas y una cruz en su estructura. El relicario ya fue restaurado en el año 1935 por Gómez Moreno, si bien, se entiende que no fue desmontada y por ello no se supo nada de estos elementos que pasarán también a exposición.

La restauración ha servido también para analizar la reliquia y se tiene esperanza en conocer muy pronto cuáles fueron las técnicas de fabricación así como las aleaciones de oro y plata y los tipos de nielados utilizados.

Este último, el estudio del nielado es, a su vez, un acontecimiento importante en nuestro país, pues no se acostumbra a realizar análisis tan precisos de esta técnica ornamental de incrustación de esmaltes en plata. La técnica era muy novedosa en el momento de realización del Arca Santa pero aún se pretende determinar cómo fue exactamente, con la esperanza de conocer si en la época había más adelantos de los que creemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *