¿Cómo cuidar tu pulsera Pandora?

cómo cuidar la pulsera pandora

Las joyas Pandora están elaboradas en la más fina plata de ley, por esta razón es normal que conforme pase el tiempo esta se oscurezca y tome una imagen envejecida. Quizás este es el efecto que algunas desean y hasta les parezca bonito, pero si no prestan atención sus joyas pueden terminar dañándose.

Lo primero que debes saber es que las joyas elaboradas en plata cuentan con un porcentaje de plata pura y un porcentaje menor de otro tipo de metal, por lo general es cobre o níquel. En el caso de Pandora, esta combinación equivale a 92,7% plata pura y 7,5% cobre. La razón por la que la marca no usa níquel, es que mayor número de personas tienden a ser alérgicas a este tipo de mineral. Al tener tan alto porcentaje de plata pura las pulseras Pandoras se tienden a oscurecer más rápido, sobre todo si entran en contacto con restos de perfumen, sal, cremas, entre otras sustancias.

Lo segundo es la forma en la que almacenamos nuestras joyas, ya dijimos que los productos químicos de belleza tienden a acelerar la oxidación de la plata, pero el factor más dañino es el mismo aire. Obvio, que no estamos aconsejando que empaques tus joyas al vacío y jampas te las ponga, pero si las colocas dentro de bolsitas de plástico con cierre hermético no se oscurecerán tan pronto.

Pasos para el mantenimiento de tu pulsera pandora

  1. Separa sus componentes: Siempre que puedas separa la pulsera en sus componente, sobre todo si se trata de una pulsera Pandora charm. Debes retirar cada uno de los charms, separadores y clips, para limpiarlos de manera individual.
  2. Solo jabón: Puede que conozca a personas que han pasado su vida devolviéndole el brillo a la cubertería de plata de la familia. Esto tipo de personas te hablarán de un espray elaborado específicamente para limpiar esta aleación o te comentarán de mezclas tradicionales como limón y bicarbonato. Por nada en el mundo sometas tu pulsera a este tipo de tratamiento. Lo único aconsejable para limpiar tus joyas Pandoras es un jabón suave el cual vas a disolver en agua tibia.
  3. Cepillo de dientes: Bueno, en realidad no es tan obligatorio que sea un cepillo de dientes, lo que sí, es que debe ser un cepillo de cerdas suave y de un tamaño adecuado para colarse por las hendiduras de la pieza, que es donde se tiende a acumular la oxidación y verse las betas más oscuras.
  4. Visita al joyero una vez al año: Los pasos anteriores son ideales como mantenimiento diario, sin embargo, nosotras no somos realmente maestras joyeras, por lo cual, no se nos hace fácil detectar cualquier desperfecto en la pieza o punto de corrosión debido al oxido. Por esta razón se hace necesario que po lo menos una vez al año, llevemos nuestras joyas Pandora a donde un especialista, que cuente con todo los productos y herramientas adecuadas para realizarle un mantenimiento profundo, arreglar desperfectos y recuperar la vistosidad de la pulseras y sus componentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *