Suelo radiante con refrescamiento

Calefacción de suelo radiante

Aunque con la llegada del calor todos piensan en la instalación de sistemas de aire acondicionado en viviendas y locales, pocas personas saben que el método de suelo radiante de https://www.safeclima.com/ no solo ofrece calefacción, sino también la opción de refrescamiento en verano. Y es que para ambos fines, la tecnología más avanzada ofrece este sistema como el que más ventajas reporta en comparación con los métodos tradicionales.

Su funcionamiento consiste en la instalación de unos tubos de plástico por debajo del suelo para hacer circular el agua caliente por ellos de tal forma que la temperatura asciende e se irradia hacia el interior de la habitación. Existe la posibilidad de instalar la opción eléctrica a través de unos cables que actúan como resistencia, bien con la implementación de láminas, o la posibilidad más frecuente, la de los tubos.

Aunque cualquiera de las anteriores opciones comienza con la instalación de paneles aislantes para luego colocar en forma de espiral los tubos calefactores. A continuación se añade una capa fina de hormigón y otros productos especializados para mejorar la transmisión del calor producido por diversas energías, algunas de ellas renovables, y que por ello conviene emplear. Es el caso del sistema de aerotérmia, que utiliza el aire exterior para calentarlo a través de una bomba que luego lo hará circular en el interior. Así pues se emplea una fuente energética infinita y gratuita.

Y es que las ventajas son múltiples, ya que además este método ofrece temperaturas uniformes en toda la vivienda o local para un mayor confort. Su aislamiento adicional disminuye las pérdidas de calor  y de acústica, proporciona ahorros en el consumo gracias a su eficacia y estéticamente omite los radiadores que visualmente incomodan la sala. No ensucia ni produce polvo y es completamente seguro y recomendable en aquellos hogares donde habitan niños y/o personas mayores.

Y es que aunque la instalación de suelo radiante puede resultar algo elevada, el ahorro energético que conlleva se traduce en la recuperación a corto plazo de lo desembolsado. Lo saben ya los europeos del norte y centro donde allí este método está muy extendido consolidándose como el más común en las viviendas nuevas instalándolo de obra. En nuestro país, también se va abriendo camino cada vez más a este sistema no solo en hogares, sino también en centros comerciales, oficinas, edificios públicos… por ser el más ventajoso frente a los métodos de climatización tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *