El mejor servicio de cirugía plástica de Barcelona

El aumento de pecho es un tratamiento cada vez más con menos riesgos.

Calidad, profesionalidad y experiencia de la mano del mejor equipo

Cuando se trata de someterse a alguna operación de cirugía estética como puede ser una otoplastia en Barcelona o bien un aumento de pecho, es imprescindible contar con un buen profesional que no solo nos garantice los resultados que esperamos conseguir sino con el que tengamos la seguridad de que nuestra salud y nuestro bienestar no están en juego. De hecho, en los últimos años hemos visto crecer el número de operaciones de cirugía estética en ciudades como Barcelona gracias, entre otras cuestiones, a las opciones que tenemos a nuestra disposición, con clínicas especializadas como la del Dr. Fabrizio Moscatiello donde nos encontraremos un equipo de profesionales especializados en cirugía plástica y en el cuidado de la salud.

Una clínica de cirugía plástica en barcelona con todas las garantías.

¿Qué debemos buscar en una clínica de cirugía plástica?

Como acabamos de mencionar, a la hora de acudir a una consulta de cirugía plástica lo primero que tenemos que hacer es buscar a un profesional con experiencia y formación reglada que nos pueda dar un servicio con todas las garantías. Además de eso, una buena clínica deberá darnos un servicio integral y personalizado, con el que consigamos un resultado eficaz y natural, que esté a la altura de nuestras expectativas y que emplee las técnicas menos invasivas.

En ese sentido, cabe mencionar que en los últimos años la cirugía plástica ha visto una gran evolución, creando sistemas de diagnóstico más avanzados que luego se implementan en la consulta, gracias a los cuales se puede estudiar completamente la operación antes de llevarla a cabo, mejorando los resultados de la misma y reduciendo el tiempo de recuperación tras la operación. Como podemos ver, un servicio que une la medicina estética con las técnicas más modernas y las terapias biológicas para conseguir un resultado perfecto y satisfactorio para los clientes. Al fin y al cabo, no debemos olvidar que el hecho de someterse a una operación de este tipo va más allá de una cuestión estética ya que a menudo supone una mejora emocional y psicológica. Por ese motivo será especialmente importante encontrar un servicio adaptado a cada paciente, formado por un equipo humano especializado en las últimas tecnologías estéticas que nos garanticen esos resultados que tanto esperamos conseguir.

El aumento de pecho: la operación de cirugía plástica por excelencia

Por otro lado, no podíamos hablar de las operaciones de cirugía estética sin mencionar una de las más habituales: el aumento de pecho. De hecho, el aumento de senos en Barcelona es sin duda una de las operaciones más demandadas, con un procedimiento quirúrgico que ofrece unos resultados muy naturales, en armonía con el cuerpo de cada mujer y que tiene como resultado un pecho proporcionado y bonito.

Además, y a pesar de que cada mujer es única y por tanto requerirá un tratamiento único y personalizado (cuestiones que ya hemos comentado deben ser la base de este tipo de intervenciones) será necesario saber las preocupaciones estéticas y los motivos que han llevado a cada mujer a desear operarse el pecho para así poder ofrecerles la mejor solución a su disposición ya que un aumento de senos no solo se traducirá en una talla mayor sino que también supondrá una mejora de la forma, corrigiendo las diferencias que pudiera haber entre ambos pechos.

Por otro lado, y a pesar de que se trate de una operación que requiere cirugía para introducir la prótesis o el implante, gracias al avance de las tecnologías y de los materiales que se emplean en este tipo de intervenciones apenas nos encontramos con riesgos para las pacientes y los periodos de reposo y de recuperación (el postoperatorio) son cada vez más cortos.

Es decir, las mujeres que se someten a este tipo de intervenciones pueden volver a retomar su rutina unos días después de la operación. Simplemente tendrán que llevar un vendaje compresivo que se sustituirá al día siguiente por un sujetador de compresión (que mantendrá las prótesis en su sitio) y tras una semana, lo recomendable será mantener la piel bien hidratada y la aplicación de suaves masajes para mejorar el proceso de cicatrización. Por último, debemos tener en cuenta la vida de los implantes será de entre 10 y 25 años, dependiendo del tipo de prótesis (por ejemplo, los de silicona son más duraderos que los de salino), de la colocación del implante (se desgastará más si está colocado por encima del músculo) y del estilo de vida de la paciente; cuestiones que tendrá en cuenta el cirujano para darnos la mejor opción posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *