Tener un perico australiano de mascota: motivos que convencen

El perico australiano y sus ventajas como mascota.

Elegir un acompañante animal no siempre es una tarea sencilla. Nos pueden gustar los perros o los peces; también otras especies más extrañas como los mapaches o las ratas comunes. Para gustos, colores. Sin embargo, de entre todos los animales que se suelen adoptar, te queremos contar por qué tener un perico australiano de mascota.

¿Por qué vas a elegir un perico australiano de mascota?

Tenemos 4 motivos principales por los que vas a amar a estas aves. ¡Descúbrelos!

Tienen una belleza total

Esta ave es bellísima. Vas a ver pericos australianos en tonos amarillos, aguamarinos, verdosos, blancos… Pero, además, estos crearán dibujos o bien se verán lisos, con pequeñas manchas…

Su cabeza es menuda y muy elegante y su cuerpo está muy bien proporcionado. Con los cuidados correspondientes siempre estarán relucientes y grandiosos, incluso brillantes.

Sus rasgos son delicados y su cara, muy simpática.

Son tremendamente inteligentes

Este animal sorprende por su inteligencia, difícilmente imaginable debido a su tamaño.

Si se realiza un adiestramiento diario de 15 o 20 minutos, este pájaro puede aprender a silbar, a imitar sonidos, hacer una gymkhana sencilla e incluso formar frases.

Su curiosidad les permite reconocer imágenes de los de su especie como si fuesen otro ejemplar, de manera que puedes sorprenderlos hablando con una foto o consigo mismos en un espejo. ¡Para partirse!

Su cuidado es muy sencillo

Para cuidar de este animal sólo tienes que:

  • Mantenerlo en una jaula grande con bandeja extraíble que permita retirar a diario sus deposiciones.
  • Contar con un equipamiento que incluya bebederos, comederos de cerámica, juguetes, gymkahanas, espejos…
  • Darle alimentos variados como verduras, cereales, fruta, calcio y semillas.
  • Ubicarlos en una zona tranquila con una temperatura cálida, pues son frioleros.
  • Realizar un control veterinario periódico.
  • Incluir un nido cuando quieras que se reproduzcan, sino no lo hacen. Curioso, ¿verdad?

Te acompañan muy bien

Este animal vive hasta 15 años. Así, no será un bicho más que pasa por casa sino un miembro más de la familia al que se amará como a un hermano, un padre o un hijo.

Los pericos australianos son muy sociables. Pueden vivir en pareja sin problema pero prefieren hacerlo en grupo. Sienten un cariño enorme por los demás, animales y personas; llegando a enfermar e incluso morir si los abandonas.

Sus frases, sonidos e imitaciones te alegrarán el día y te harán mucha compañía, sobre todo si vives solo. Este pájaro aprenderá tus rutinas y se anticipará a tus movimientos, imitando los sonidos del entorno antes de que se produzcan.

¿Has  visto por qué elegir un perico australiano como mascota pude ser la mejor opción? ¡Son animales excepcionales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *