Mochila de viaje: 3 consejos increíbles para escoger una

Vista de una mochila de viaje

No hay sensación más liberadora y gratificante que aquella producida por las vacaciones. Explorar nuevos sitios, experimentar nuevas cosas y escribir nuevas historias siempre será algo que vale la pena hacer. A algunos les gusta viajar de forma organizada, siguiendo una agenda turística al pie de la letra. Otras personas, en cambio, adoran el sentimiento de libertad que proporciona un viaje a lo desconocido. Sin embargo, para poder llevar a cabo un viaje cómodo y realmente agradable, debemos saber escoger una mochila de viaje que se acople exactamente a nuestras necesidades.

La mochila es uno de los objetos más útiles que debemos tener a la hora de ir de mochilero y descubrir experiencias nunca antes vividas, por lo cual es fundamental prestarle especial atención a diversos factores que hacen una mochila buena o mala. Existen diversos tipos de mochilas: mochilas escolares, mochilas para hombres, mochilas para mujer, mochilas antirrobos y mucho más. No obstante, en este artículo nos enfocaremos únicamente en las mochilas de viaje, pues aunque queda claro que son las mejores para empezar nuestra aventura, no podemos descuidar los aspectos fundamentales que influencian nuestra decisión a la hora de escoger una mochila de viaje.

La oferta en cuanto a las marcas también es muy grande. Podemos encontrar mochilas de todos los tamaños, formas, colores y materiales. Ciertas páginas web pueden ayudarte a conseguir los modelos disponibles que se ajusten, estéticamente, a tus gustos personales. Ten en mente que la funcionalidad siempre será más importante que la estética, pero si encuentras el balance ideal, podrás decir con orgullo que has logrado conseguir el santo grial de las mochilas de viaje.

Tu mochila de viaje debe adaptarse a ti

Chica de viaje con su mochila a la espalda

Un error grande que muchas personas cometen al momento de elegir una mochila de viaje es comprar una mochila que no se ajuste correctamente al tamaño de tu cuerpo. La mochila debe adaptarse a ti, tú no debes adaptarte a ella. De hecho, podrías hacerlo, pero esto derivaría en el sacrificio de tu comodidad, la cual es crucial para poder tener un viaje verdaderamente placentero. Un consejo fenomenal es medir el largo de tu espalda, desde la base de tu cuello hasta la parte superior de tus caderas.

Si la mochila coincide adecuadamente con estas medidas, los beneficios que esto traerá serán indiscutiblemente fenomenales. Recuerda que un mochilero suele estar muchas horas caminando, en terminales o en aeropuertos a la espera del siguiente vehículo, lo cual crea la necesidad de estar lo más cómodo posible con tu mochila en tu espalda. Además, el exceso de peso y la mala postura puede provocar problemas graves en tu columna vertebral, los cuales se manifiestan a mediano y largo plazo. Es muy difícil hacer frente a problemas de la columna, por lo cual te recomendamos siempre actuar en función de prevenir dichas afecciones físicas.

Ten en mente todos los aspectos de tu viaje

Esto puede ser un poco complicado. Muchos mochileros no tienen un plan exacto del viaje que van a tener. Al fin y al cabo, el factor sorpresa es lo que le da sabor a una aventura. Sin embargo, es vital analizar las variables que puedan surgir durante un viaje. Por ejemplo, no es lo mismo viajar a un desierto que viajar a una montaña. El clima varía mucho dependiendo de la ubicación geográfica de tu destino. Esto nos lleva a prestar especial atención a la temperatura, pues si el lugar es caliente y tropical, lo mejor será que tu mochila de viaje cuente con tela transpirable en tu espalda para reducir la incomodidad de la fricción.

Chica con mochica en una montaña y chico con mochila en el desierto

Chica de ruta por la montaña con su mochila de viaje y chico de viaje por el desierto.

Si, en cambio, el clima es frío, lo mejor será tener una mochila hecha de material impermeable, la cual evita que el contenido de la misma resulte dañado. Otro factor a tener en cuenta es tu entorno. Si vas a un viaje por la naturaleza, tu mochila debe ser resistente y contar con una bolsa de hidratación para poder almacenar agua limpia. Las ramas de los árboles pueden romper una mochila común, lo cual es catastrófico para tus planes. Si viajas a una ciudad, lo mejor será contar con un modelo elegante y deportivo al mismo tiempo, el cual esté enfocado más a la utilidad que a la resistencia.

Accesorios importantes de la mochila

Vista de la cremallera de una bolsa de viaje

No es necesario que una mochila esté fabricada totalmente con material impermeable, pero por lo menos debe ser semi-impermeable para poder sortear adecuadamente las inclemencias del clima. Es crucial evitar que la mochila se mantenga húmeda, pues esto puede dañar tus pertenencias y reducir la vida útil de la mochila. Las cremalleras deben funcionar al 100%, pues son ellas las que mantienen el contenido de la mochila dentro de ella.

Si una cremallera no sirve como debería, prepárate para los dolores de cabeza. La mochila ideal, independientemente de tu destino, tiene múltiples compartimentos que te permite dividir tus pertenencias y llevar un mejor control sobre tus objetos. Si tienes en cuenta todos estos parámetros, conseguir tu mochila de viaje perfecta será solo cuestión de tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *