El fascinante arte de los relatos hiperrealistas

Relato hiperrealista de Takuma.

Los mejores recuerdos quedan plasmados en imágenes. Trasladarse a un momento especial es posible, gracias a los retratos. Retratar un punto del tiempo, representa un arte con gran valor histórico. Quienes poseen el don de la pintura, tienen en sus manos el poder de transformar emociones a través de un lienzo.

La magia de los retratos

El retrato, es un arte que permite trazar la apariencia de personas, animales o paisajes. Desde épocas remotas, este género ha sido usado como una forma de comunicación, en el pasado, era común usarlos para capturar la esencia de individuos de la realeza. De hecho, factores tan característicos como su personalidad, podían apreciarse en sus retratos. Hoy en día, los artistas buscan plasmar su huella muy particular en cada una de sus obras. Afortunadamente, gracias al internet, las distancias y el tiempo no son limitantes al momento de solicitar un buen retrato.

Los retratos hiperrealistas, destacan de manera significativa en la actualidad. El hiperrealismo, es una rama de la pintura, muy semejante a las fotografías. Representa toda una revolución muy avanzada en cuanto a los métodos utilizados. Los artistas utilizan como base imágenes fotográficas  para representar retratos de manera detallada, destacando emociones en sus representaciones. Con la complejidad que lo caracteriza, un buen diseño pictórico, en general debe representar un objetivo vivo y tangible.

Retratos hiperrealistas en internet

Los retratos hiperrealistas se pueden obtener a través del internet, de hecho, con Sussane Wehmer, es sencillo conseguir una completa obra de arte, sin estar frente al artista. Con solo enviar la fotografía que desea retratar, es suficiente para desarrollar una imagen de calidad. Un arte que se desarrolla con enfoque particular, es precisamente, lo que la hace distinguir. En los proyectos pictóricos, es común representar la cotidianidad enmarcada de la sociedad.

Lo que buscamos en un buen retrato hiperrealista es una mezcla de imágenes emotivas, que trasladan hacia un punto del tiempo o permiten mantener intacta una expresión.  A través de las obras pictóricas, permanecerán con el transcurrir del tiempo.

Lenguaje pictórico

El arte hiperrealista, consiste en utilizar los efectos de la seducción de las imágenes, destacando los rasgos positivos. De esta forma, a través de una exploración se combinan los filtros y modelos de la cultura contemporánea. Para llamarse hiperrealista, se utilizan materiales de manera muy detallada, es así cómo se combina la técnica tradicional del óleo con trementina y aceite de linaza, adicionando metacrilato o aluminio. De esta forma, se obtiene una superficie lisa, con acabados de calidad, típicos de las mejores portadas de revista.

El arte que apreciar de Susanne Wehmer, es realmente impresionante, sobre todo porque sus retratos hiperrealistas, se desarrollan de forma minuciosa y detallista. Cuidando de manera especial el uso del pincel, evitando dejar rastros en sus obras.  Una característica particular de esta gran artista, es el enfoque en el acabado de cada proyecto, en tal sentido, el resultado final es una imagen fotográfica, de alta calidad.

Iconos cotidianos.

Detalles que impactan

La vida diaria, por transcurrir tan de prisa, deja pocas huellas. Sin embargo, los artistas como Susanne Wehmer, buscan plasmar la vida cotidiana en sus retratos. De esta manera, detalles tan pequeños, como los cabellos de una mujer, sus pestañas se pueden apreciar de manera impactante. Para los artistas, los gestos faciales, se consideran un punto importante del proyecto. Destacando, en este aspecto, la mirada, ya que a través de ella, se puede apreciar los sentimientos más ocultos, la tristeza, el enfado o la alegría, se dejan ver en conjunto con la forma de las cejas de un individuo. El rostro de las personas, denota su carácter, en pocos retratos se pueden observar sonrisas reales, generalmente, son fingidas. Sin embargo, la verdadera esencia de un ser humano se puede encontrar en los mejores retratos hiperrealistas. Por otro lado, las imágenes de cuerpo completo o torso se pueden plasmar a través de diversas técnicas.

Retratar objetos comunes que rodean a la humanidad, hace que se conviertan en iconos de la vida misma. Lo genial del arte hiperrealista, es que cada artista deja marcada su huella de una manera muy personalizada. Por ejemplo en la galería “Sweet Paintings” de Susanne, se puede apreciar como la luz juega un papel fundamental. En tal sentido, los objetos triviales se visualizan con una técnica virtuosa. Cada detalle se reproduce de manera idéntica, y a gran escala. Considerando que lo abstracto se refleja en la realidad de modo fragmentario.

La verdadera esencia hiperrealista

En los tiempos de nuestros antepasados, los artistas, realizaban una gran cantidad de sesiones, en búsqueda del retrato perfecto, de la pose ideal, de la esencia natural. La idea, era mostrar el carácter de la persona. La técnica, hoy en día, se ha perfeccionado de tal manera, que los pintores comienzan su trabajo por el rostro, buscando plasmar cada detalle de él. Aunado a ello, los sistemas informáticos, las redes, el internet, permiten que los mejores proyectos, se distribuyan alrededor del mundo, sin considerar distancias ni tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *