Cuidar el medio ambiente es una tarea que requiere esfuerzos multinacionales

imagen de esfera simulando al planeta, cuidado del medio ambiente.

El mundo está cambiando a una velocidad muy acelerada. Cada vez es más obvio que los recursos no renovables y las energías derivadas de los combustibles fósiles representan un modelo que, inevitablemente, caerá por su propio peso. El medio ambiente se ha visto extremadamente afectado por nuestro patrón de conducta consumista, lo que nos obliga a tomar un rumbo distinto si queremos prevalecer en un mundo cada vez más conflictivo y limitado. Es cierto que cambiar radicalmente nuestro estilo de vida es muy difícil y no pasará de un día a otro, pero recordemos que Roma no se construyó en un día.

Cada esfuerzo individual que llevemos a cabo en nuestros núcleos familiares, como optar por energías limpias y el reciclaje, creará el camino ideal para preservar el medio ambiente y frenar la contaminación. La sostenibilidad medioambiental nace directamente de la buena administración de recursos no renovables, lo cual a su vez derivaría en la reducción de la pobreza y en el crecimiento inclusivo de las distintas clases sociales. Sin embargo, los gobiernos de las distintas naciones son los responsables de empezar una transición paulatina a lo que tiene que ser un modelo eficaz para proteger el medio ambiente.

Imagen de una esfera que protege a un árbol y al medio ambiente.

La biodiversidad no sólo es esencial para actividades comerciales como el turismo, pues preservar los espacios naturales garantiza más suelos donde sembrar, más peces para consumir y más árboles para ser utilizados sabiamente. Por eso, saber qué acciones están tomando las naciones para frenar la contaminación ambiental es fundamental para conocer el recorrido ideal a mediano y largo plazo.

El medio ambiente es un reflejo de nuestra salud como especie

Uno de los principales problemas derivados de la contaminación es el cambio climático. Se prevé que la solución a dicho problema no pueda alcanzarse del todo si no tomamos acciones drásticas de manera global. Esto no sólo es un problema que afecta al medio ambiente, pues la mayoría de las economías mundiales requieren la estabilidad que el clima promedio proporciona en ciertas zonas geográficas.

Ecología verde nos explica como nos afecta el cambio climático.¡No te lo puedes perder!

No existe ninguna duda de que la actividad humana tiene incidencia real en el cambio climático. No obstante, este no es el único problema. La contaminación directa de la atmósfera y el agua es uno de los principales causante de la desaparición de ecosistemas enteros. Las especies perecen a medida que la expansión humana, motivada por la necesidad de cumplir con las demandas de producción, destruye bosques, selvas y océanos.

En los países menos desarrollados, la contaminación del agua supone un problema real que reduce en gran porcentaje la expectativa de vida de las personas. Además, el daño a la estética de estos ecosistemas desalienta el turismo, causando pérdidas valoradas en miles de millones de euros. Los ecosistemas no pueden recuperarse a la misma velocidad con la que se degeneran, lo que pone en riesgo a muchas especies, un riesgo que puede llegar a ser irreversible.

Los países más contaminantes en la actualidad

Las naciones subdesarrolladas y los países que tienen conflictos bélicos suelen ser los menos amigables con el ambiente. Esto sucede porque cuando el problema político y social es muy grande, se le resta prioridad a las cuestiones ambientales de interés mundial. En Europa, Bosnia y Herzegovina tiene la peor calificación según el Índice de Desempeño Ambiental, el cual mide diversos factores para determinar cómo un país afronta el problema de la contaminación.

Imagen de ecosistemas dañados por el hombre.

Indonesia ha perdido casi el 40% de los bosques en sólo medio siglo, mientras que la pesca de ballenas en Japón, sumada a la constante polución del agua, han diezmado la población de especies enteras. En América latina, el impacto ambiental producido en México debido a la alta concentración de población, genera constantemente una bruma de polución que contamina directamente el aire que sus habitantes respiran. Brasil ha tomado acciones en contra de la deforestación de la Amazonía, pero cada acción tendrá que hacerse con más contundencia si queremos apreciar un cambio real.

¿Qué hacen los países eco-amigables para sustentarse?

En las naciones más desarrolladas, como Finlandia, observamos un compromiso firme para transicionar a un plano 100% ecológico. La energía que procede de fuentes renovables cobra un papel importante en esta nación, pues se estima que en apenas un par de décadas la energía eléctrica provenga casi en su totalidad de dichas fuentes.

En el siguiente vídeo de acciona podremos ver todo lo relacionado con las energías renovables.

Suiza ha experimentado de primera mano los impactos positivos a la salud como consecuencia directa del saneamiento de sus aguas y la purificación de sus aires. En Asia, Singapur destaca por su alto nivel de biodiversidad, la cual se preserva con estrictas leyes que garantizan la seguridad de las especies.

Suecia y Francia han tomado acciones gubernamentales contundentes para proteger el medio ambiente, lo cual contrasta un poco con el nivel de industrialización de dichos países, pero al fin y al cabo, todo gran objetivo se cumple con un plan bien trazado. Es necesario que el resto de los países del mundo tomen como ejemplo a estas naciones, pues si queremos conseguir un cambio verdadero, el esfuerzo debe ser realizado por todos, no solamente por unos pocos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *