¿Cómo mantener la piscina cuidada y perfecta en verano?

cómo mantener la piscina limpia y muy cuidada

¿A quién no le gusta pegarse un buen chapuzón cuando el calor aprieta y no hay otro lugar donde estar salvo el frío agua? Ya, cuando por fin el verano nos dice hola a todos con entusiasmo, es momento para poner las piscinas a punto.  Pero, a nadie le gusta limpiar, preparar, e incluso mantener la piscina. Una tarea ardua que pone de los nervios a más de uno, y es normal, por ello muchas personas no se decanta por tener una piscina en casa, o prefieren una comunitaria o, incluso, acudir a los servicios de un profesional para su mantenimiento.

¡No te preocupes! No tienes que renunciar a un buen baño fresquito por la tarde de julio, no. Ni tampoco dejarte dinero innecesario en un externo. 

4 consejos para el mantenimiento de las piscinas

A continuación, te vamos a dar 4 claves perfectas para mantener tu piscina cuidada y perfecta en verano, solo tienes que dedicarle un poco de tiempo y… ¡al agua patos!

Ajusta el pH

El primer paso, y más importante de todos es conseguir que el agua sea lo más clara, limpia y respetuosa posible con las personas que van a disfrutarla. Consigue regular el pH con valores que se sitúen entre el 7,2 y el 7,6 para que los bañistas no sufran irritaciones de ningún tipo por elevados niveles ni corrosión por bajos.

Pon a punto tu piscina con estos consejos

¡Atentos a las algas!

Para que las algas no campen a sus anchas por nuestra piscina lo mejor es aplicar algicida de manera regular. Con las altas temperaturas y la radiación del sol, las algas son elementos que suelen aparecer, y ellas mismas son un cultivo de bacterias y hongos, malos para los seres humanos. Añade, junto con el algicida, un desinfectante como bromo o cloro, y así la eficacia del primero aumentará considerablemente.

Agua desinfectada, tu aliado para mantener la piscina 

Aunque parezca que el agua limpia todo y es el elemento más saludable del que podemos estar rodeados, lo cierto es que puede también convertirse en un medio de vida para muchos microorganismos.

Por ello, lo mejor para desinfectar esa agua es añadir cloro. Este producto debe estar presente en el agua entre el 0,5 y el 1,0 para que su poder desinfectante sea el óptimo. Con ello evitaremos que el agua se enturbie y aparezcan algas u otras bacterias malignas. Podemos adquirir fácilmente unos tratamientos de cloro en formato de tabletas, o un aparato de electrólisis salina.

Disfruta de tu piscina en verano

El filtro, siempre perfecto

Para que todos los productos que estamos usando para el mantenimiento y cuidado de la piscina tengan la efectividad deseada, lo mejor es contar con un filtro limpio con el que todos los elementos vayan entrando en contacto con el agua de forma natural y progresivamente.

Si contamos con un filtro sucio, la calidad en el agua podría empeorar y los gérmenes podrían proliferar considerablemente en la piscina pues no se estaría manteniendo de una forma correcta. 

Como ves, ¡con unos sencillos trucos mantener la piscina perfecta en verano es posible!

Fuente: habitissimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *