¿Cómo se puede ser feliz con una enfermedad?

Aprende cómo ser feliz y aceptar tu enfermedad.

El diagnóstico de enfermedades y patologías graves, sobre todo de aquellas irreversibles, supone un antes y un después para muchas personas, haciendo que, en ocasiones, caigan en distimia e incluso en un estado de depresión que puede llegar a ser severo. Estas personas, a menudo, se preguntan cómo se puede ser feliz con una enfermedad, o cuál es el siguiente paso; cómo mantenerse al pie del cañón.

Queremos dejarte hoy un post con el que ayudarte a llevar esta situación. Esperamos que estos consejos puedan servirte, al menos, para comenzar.

Consejos para sobrellevar el tener una enfermedad y ser feliz

Son muchas las cosas que te pueden ayudar a vivir feliz con una enfermedad o patología grave. Te contamos las más importantes.

  • Asume tu enfermedad

Resistirse a los hechos no va a suponer nada positivo ni a corto ni a largo plazo. El primer paso es ser consciente de lo que te ocurre y no será posible si niegas lo que te ocurre.

  • Diferencia qué aspectos de tu enfermedad dependen de ti y cuáles no

Es importante que definas qué puedes hacer tú para llevar tu enfermedad lo mejor posible y qué aspectos no puedes manejar. Así, eliminarás las culpas que pueden estar torturándote y podrás centrarte en mejorar los aspectos que sí varían con tu actitud, por ejemplo, hacer deporte, cuidarte, tener una vida social nada y ajustada, acudir a chequeos médicos…

  • Ten una buena visualización de tu salud

No tienes que autoengañarte pensando en cosas que no pueden ocurrir ni alejándote de la realidad para sumirte en un pensamiento idílico. Sin embargo, es necesario creer y estar convencido de que las cosas pueden pasar, de manera que tu pesimismo no se apodere de tu mente.

  • Tu enfermedad se puede vencer

La ciencia logra enormes avances cada día. Se ven, a menudo, mejoras e incluso curas para enfermedades que hace un par de años se presumían incurables. Por ello, es importante mantenerse en el mejor estado posible. ¿Quién te dice que dentro de 5 años no estés curado o que tu enfermedad se haya quedado latente gracias a terapias o medicamentos?

Hay muchas razones para ser feliz, incluso si padeces una enfermedad.

  • Sé optimista

Es el consejo que vas a escuchar de boca de todos y posiblemente el mejor, aunque también más difícil de llevar a cabo, lo sabemos.  Tienes que mostrar un gran optimismo en tu enfermedad pero también en el resto de tu vida, que seguro que es muy importante y plena.

  • Pon distancia entre tu enfermedad y tú

Tu enfermedad no puede controlar tu vida; si no, nunca serás feliz. Esta debe ser una parte del conjunto de todo lo que te rodea, una muy pequeña. Es posible que te limite en algo, pero no en todo; por ello, no vas a dar de lado a tus aficiones, amistades ni mucho menos a tu profesión o a tus familiares. Tu vida la controlas tú y eres tú también quien controlas las decisiones que tomas.

  • Haz lo que te gusta hacer

Necesitas ilusión y motivación; haz aquello que te sienta bien, lo hicieses antes de tu diagnóstico o no. Si te apetece, hazlo. Y si no te ves con ánimos, prueba otras cosas, pero no te quedes sin hacer nada.

  • Relájate

La moral se ve muy dañada por el estrés. Puedes hacer clases de yoga o meditación; son muchas las personas que confiesan que estas sesiones les han cambiado la vida.

  • Come bien

Para que el sistema inmunológico pueda luchar contra lo que nos daña es imprescindible que estemos bien nutridos. No dejes de comer si te sientes apático; es imprescindible.

  • No negativices lo negativo

Tener pensamientos negativos no siempre es malo. Hay que ser realista y si en algún momento te sientes mal, no te culpes por ello pues lo único que conseguirás es entrar en un círculo vicioso de negatividad.

  • No pienses demasiado en el futuro

Esta obsesión es la que limita notablemente lo que hacemos en el presente. Que pase lo que tenga que pasar, pero no te condiciones por ello.

  • Busca apoyo

Por supuesto, es importante saber que nunca vas a estar sólo; si necesitas a alguien que te ayude a superarlo, tienes a tu familia, a amigos, compañeros de trabajo, psicólogos, grupos de apoyo, organizaciones en vecindarios…

Esperamos que estos consejos para vivir con una enfermedad y ser feliz sean muy útiles. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *