Mantenimiento que todo aire acondicionado debe tener

Mantenimiento del aire acondicionado.

El aire acondicionado se ha convertido en un aparato imprescindible en estos tiempos donde la temperatura varía con tanta violencia. No existe nada mejor en esos días de calor intenso que llegar a casa y contar con el clima adecuado que nos haga sentir mejor. Esta maravilla de la tecnología pasó de ser un producto comercial opcional a convertirse en casi una necesidad básica en todos los hogares, pero no todo es color rosa cuando de aires acondicionados hablamos.

La limpieza de aire acondicionado es muy importante para mantener el propósito que estos tienen en nuestros hogares. El mantenimiento del aire acondicionado generalmente demanda muchas tareas que pueden parecer excesivas a veces, pero sin duda alguna son totalmente necesarias. Hay ciertas cosas en nuestro hogar que mejoran en gran medida nuestra calidad de vida, como un descalcificador sin sal o un televisor, por ejemplo, y sin duda el aire acondicionado es una de ellas. Por eso, merecen todo el cuidado posible para asegurar su correcto funcionamiento y alargar su vida útil lo más que podamos.

Una revisión de aire acondicionado puede darnos a entender qué le sucede a nuestro dispositivo en caso de que este se encuentre fallando, pero al final del día, debemos trabajar en función de prevenir que estos errores sucedan y así asegurar el correcto desempeño del mismo.

 

Compresor de aire acondicionado.

Limpieza de filtro de aire acondicionado

En un mundo exterior agitado, lleno de vehículos pasando a toda hora y de diversas actividades que requieren manifestación física, es imposible librarse del polvo. Los filtros del aire acondicionado mantienen el polvo fuera del aire expulsado por su conducto de ventilación. Funcionan de forma tal que absorben las impurezas del ambiente con tal de que el usuario no tenga que estar expuestas a estas. Por eso, son propensos a ensuciarse con muchísima facilidad.

La importancia de mantenerlos limpios es realmente grande, unos filtros sucios y sin mantenimiento puede afectar nuestra salud y el funcionamiento del aire acondicionado. Afortunadamente, en la mayoría de los aires acondicionados no hacen falta procesos complicados para limpiarlos. Simplemente con removerlos, usar agua fría y dejarlos secar a la sombra bastará para tenerlos como nuevos otra vez. La frecuencia de limpieza dependerá mucho del tipo de aire acondicionado que tengas y también de las horas de uso y el entorno donde te desenvuelvas.

Limpieza de unidad exterior de aire acondicionado

Aquí la cosa se complica un poco, pero no es imposible. La unidad exterior es el sitio donde se encuentra el gas refrigerante que sirve como gasolina para aclimatar nuestros espacios de forma ideal. Es cierto que la ingeniería detrás de la unidad externa es complicada si no se tiene un conocimiento previo, pero no es necesario entender el funcionamiento de un aire acondicionado para retirar el polvo de las rejillas externas con un aspirador. También es posible usar una brocha delgada para esta tarea, pero lo mejor es dejar todo lo que tenga que ver con sus componentes internos en las manos de un profesional. La unidad externa es el motor y corazón de tu aire acondicionado, si esta no se encuentra en optimas condiciones todo el sistema puede fallar sin previo aviso.

Aire acondicionado Split.

Mantenimiento de la unidad interior

Por suerte, la unidad interior requiere un mantenimiento mucho menos complicado que el de la unidad exterior. Al efectuar una revisión de aire acondicionado, podemos observar que la unidad interior funciona algunas veces como cúmulo de bacterias que proliferan como consecuencia directa de la humedad y el polvo. Eso nos lleva a limpiar la unidad interior de forma muy frecuente para mantener su estética atractiva y eliminar este problema recurrente. No se recomienda el uso de productos abrasivos, usualmente sólo agua y un poco de lejía con un rociador pueden servir para completar este trabajo.

Cuida el desagüe de tu aire acondicionado

La condensación es un resultado inevitable del proceso efectuado por este mágico dispositivo que nos trae comodidad a nuestro hogar. La acumulación de gotas de agua dentro del desagüe es inevitable, pero la ingeniería interna del aire acondicionado hace que esta se elimine de forma eficiente, siempre y cuando el desagüe no presente ningún tipo de daño. Acumular demasiada agua puede dañar las tuberías y generar malos olores si la humedad es excesiva. Lo importante en este punto es evitar que la tubería llegue a un punto de no retorno donde la única solución será cambiar el tubo en su totalidad.

Muchos de estos tips pueden ser fácilmente aplicados desde casa por nosotros mismos, pero si queremos evitarnos dolores de cabeza y asegurar el funcionamiento idóneo de nuestro aire acondicionado lo mejor será contar con un servicio técnico capaz de llevar a cabo cualquier tipo de tarea. Recuerda que, a la larga, descuidar a tu aire acondicionado puede generar daños que terminen afectando gravemente a tu bolsillo. Por lo tanto, recalcamos la importancia de caminar para prevenir errores en lugar de lamentarnos en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *