Clases particulares para los más pequeños

Clases particulares para niños de 4 a 10 años

Son muchos los padres preocupados por la educación académica de sus hijos, tras los recortes en educación y los continuos cambios los escolares están cada vez más desorientados y por supuesto más reivindicativos con las leyes y los derechos que tienen. No podemos dejar que el futuro académico de nuestros hijos peligre por que no haya dinero en las arcas del estado, por que los presupuestos no den  para más o porque realmente alguien se esté equivocando en algo que nos afecta a todos, sobre todo al futuro de nuestros retoños.

Es por esta razón que cada vez se imparten más clases particulares en Madrid (una empresa que se ha especializado en este sector es https://masqueclases.es/) y en todas las comunidades de España, un refuerzo para que los chicos no se desvíen del camino del estudio y de la superación. También es cierto que en ocasiones saturamos a nuestros hijos con las tareas extra escolares, que en ocasiones sobre pasan sus límites. Llevamos a los chicos a fútbol, a ballet, a tenis, a inglés, a música, a karate, a clases y a un montón de cosas más, clases y tareas que son repartidas en los cinco días de la semana y que apenas les deja un hueco para pasarlo haciendo algo que no esté relacionado con aprender algo.

Las clases impartidas por profesores particulares cada vez son más completas, hace unos años empezamos a llevar a los chicos y chicas a inglés porque sabíamos la importancia de aprender la segunda lengua cuanto antes, de este modo la materia resulta más sencilla en el colegio. Pero claro, no todos los niños son unos eruditos en matemáticas y no todos tienen una capacidad de concentración y de estudio buena por lo que necesitan una ayuda extra para poder conseguir sacar unas buenas notas a final de curso, es por esto que tomar clases dos o tres veces a la semana los ayuda y mucho en la asimilación de los contenidos que han aprendido en clase.

Las clases particulares son de todas las materias, así pues se pueden tomar clases de matemáticas, de lengua y literatura o de biología, cualquier materia que requiera un pequeño empujón se imparte como clase particular.
Tras la controversia vertida sobre si los niños deben de hacer tareas de clase en casa, los temidos deberes hay muchos detractores al igual que muchos que apoyan la educación así. Creen que repasar en casa lo que se ha aprendido en clase hace que sea más sencillo su aprendizaje, también se memorizan las cosas mejor cuando se hacen ejercicios relacionados con el tema. Los detractores piensan que los chicos y chicas ya pasan bastante tiempo en las aulas comiéndose los libros, opinan que es un despropósito que los chavales lleguen a casa y tengan que seguir con la misma tarea que han hecho durante toda la mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *