4 Modos de ganar espacio en la cocina

Puerta de cristal.

Las cocinas siempre parecen pequeñas independientemente de los metros cuadrados que tengan. Pero si además se vive en un apartamento pequeño en el que las medidas son realmente reducidas, ganar hasta el último centímetro como espacio útil se convierte en mucho más que una necesidad.

Estos trucos te ayudarán a ganar espacio en la cocina y a conseguir acomodar muchas más cosas, sin tener que tirar abajo ningún tabique.

1) Aprovecha las paredes. Las paredes en las que no hay alacenas a menudo son un espacio muy desaprovechado en la cocina. Coloca estanterías para poder ordenar en ellas las especias, frascos de conservas u otros elementos que pueden ser incluso muy decorativos fuera de las alacenas, como los azucareros, los juegos de café o incluso los vasos.

Otra idea para las paredes son los contenedores clasificadores de basura que se cuelgan en la pared. Estos, realizados en diferentes colores para los desechos orgánicos, plásticos y vidrio permiten no tener varios cubos o un cubo grande con separaciones en el suelo, que ocupa mucho más espacio.

2) Instala puertas correderas de cristal. Las puertas correderas ayudan a ganar mucho espacio. Las modernas puertas correderas hechas en cristal tienen muchas ventajas, ya que son muy fáciles de instalar, tan solo con un sencillo sistema en la parte superior y sin necesidad de railes inferiores.

El cristal permite el paso de la luz, ayudando a que la cocina se vea más luminosa y mucho más bonita y además no tendrás problemas con la humedad, como ocurre con las puertas de madera que al mojarse con el efecto de los vapores propios de la cocina, acaban hinchándose y estropeándose.

3) Utiliza giratorios en las alacenas profundas. Las alacenas profundas, especialmente las situadas en las esquinas de la cocina, acaban siendo un desastre de organización porque es imposible acceder al fondo de las mismas.

Para evitar esto puedes instalar estantes redondos giratorios que permitan acceder a todo sin esfuerzo y aprovechar mucho más el espacio de estas alacenas.

Otra solución para ellas es instalar alacenas dobles que no solo ocupan la esquina, sino también parte del frontal. A estas alacenas se les coloca una puerta en L con bisagra que se abre totalmente y de este modo es mucho más fácil acceder a todo el interior de la misma.

4) Vende o dona todo aquello que no utilices. A menudo se acaban juntando en la cocina electrodomésticos que en su día nos parecían muy útiles pero que ya no lo son o que incluso jamás estrenamos. Todo eso puede venderse o donarse para liberar espacio y de paso contribuir a una buena causa o ganarse un dinero extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *