Trabajos verticales: cuando son necesarios

Trabajos verticales

Para entender en qué consisten los trabajos verticales debemos pensar que son aquellos trabajos que se realizan a determinadas alturas bastante elevadas, como es la limpieza de la cristalería exterior de un rascacielos o la limpieza de puentes.

Los trabajos verticales se realizan debido a un acceso imposible a esas zonas del edificio donde no alcanzamos a limpiarlas por métodos tradicionales. La ley no permite que cualquier empresa pueda ejercer este trabajo debido a su peligrosidad.

El trabajo vertical es un sistema de descenso y elevación en el cual el trabajador queda suspendido en el aire mediante cuerdas o cables, donde estas personas deben estar formadas cuidando especialmente el mantenimiento de las herramientas para esta tarea.

Estos trabajos verticales lo suelen realizar personas que trabajan para:

  • Rehabilitación de fachadas
  • Instalación técnica de edificios y de tela asfáltica.
  • Limpieza de rascacielos y de cristalería de rascacielos.
  • Técnicos de torres de comunicación.
  • Presas y centrales hidráulicas, etc.

Las empresas que tienen los permisos necesarios para realizar estas tareas deben proveer a sus trabajadores de una serie de utensilios para realizar su labor adecuadamente, sin olvidar que deben estar asegurados contra accidentes o riesgos laborales.

Entre otras técnicas que realizan estas empresas de limpieza y mantenimiento, podemos destacar el microchorreado o chorro de arena que consiste en un sistema que expulsa arena por un chorro a presión que consigue limpiar, lijar y eliminar cualquier residuo de distintas superficies.

Esta técnica es infalible para la limpieza de fachadas y para eliminar los restos de pintura favoreciendo la prevención contra el óxido y aumentando la resistencia contra la corrosión.

Su mayor ventaja es que no causa daños ni desperfectos en la superficie de la fachada, ya sean de vidrio o madera. Este proceso siempre debe ser llevado a cabo por un profesional altamente cualificado debido a la delicadeza de esta tarea y de manipulación de la maquinaria.

Para poder realizar esta técnica de limpieza se realizan los siguientes pasos:

  • Preparar la superficie que vamos a limpiar.
  • Proteger el resto de la fachada.
  • Trabajo de limpieza con chorro de arena.
  • Repasar y pulir la limpieza final.

Las técnicas utilizadas pueden variar en función del tipo de fachada y del equipo técnico que realiza la rehabilitación del edificio: siempre se debe contar con los profesionales en trabajos verticales y limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *