Historias de las franquicias y curiosidades

Curiosidades e historia de las franquicias

Cuando queremos expandir nuestro negocio solemos acudir a franquicias siguiendo el consejo de un consultor de franquicias para que nos asegurara que todo funciona de la forma que esperamos. Pero, ¿qué sabemos de las franquicias?

Primero, una franquicia es un acuerdo entre el franquiciador y el franquiciado, por virtud del que el primero cede al segundo la explotación de los derechos de uso de determinada marca, así como los sistemas de producción y mercado de producto.

La franquicia lleva existiendo desde la década de 1930 en Estados Unidos, cuando el establecimiento de la electricidad y los vehículos ayudaron a impulsarlas. Según la Asociación Internacional de franquicias en Estados Unidos el 4% de los negocios son franquicias

En España se originaron a principios de los años 60 cuando empresas francesas introdujeron cadenas de establecimiento de ropa y moda. Al mismo tiempo algunas empresas españolas realizaron la misma acción que los franceses.

En los años 90 las franquicias en España llegaron a su etapa de madurez cualitativa y cuantitativa. Al llegar esta situación se contribuyó a la realización de ferias como Expocomerc o Expocomercio.

Todo estos ha provocado que muchos emprendedores opten por las franquicias, pero siempre bajo la atenta mirada de un asesor de franquicias para guiarles en la formación de una franquicia, que términos debe estudiar y los contratos a firmar.

Los contratos de franquicia son libres que pueden incluir una gran variedad de cláusulas, en función del país porque puede variar la regulación nacional. No obstante, estas son algunas de las condiciones que aparecen con mayor frecuencia en estos contratos:

  • Identificación del franquiciador y el franquiciado.
  • Transferencia del saber hacer o know-how.
  • Obligaciones sobre el establecimiento, el personal y las marcas cedidas.
  • Obligaciones de compra únicamente al franquiciador.
  • Disposiciones sobre la duración del contrato, su terminación, el preaviso y las condiciones tras la extinción.
  • Cláusulas generales sobre la legislación aplicable y tribunales competentes para la resolución de conflictos.

Como podemos ver las condiciones en un contrato de este tipo son muchísimas, pero después tras tener todo organizado y ejecutado los beneficios serán muy rentables para nuestra empresa.

En definitiva, las franquicias llevan mucha historia detrás. Si estás pensando en realizar una de estas opciones de negocio recuerda siempre acudir a un consultor de franquicias que te permita conseguir esos resultados que tanto buscas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *