Cuando se precisan banderas del mundo

Nos rodean por todas partes y a veces no somos conscientes de su presencia. Es lo mismo que ocurre con los símbolos, presentes en casi todas las actividades, lugares y medios de comunicación. Sabemos que nos comunican ideas, conceptos y mensajes concretos pero a veces son difusos y no demasiado conscientes, aunque sin duda transmiten la idea de nacionalidad, identidad y pertenencia.

Por eso las banderas del mundo se utilizan en eventos internacionales cuando se simbolizan y representan las naciones que acuden. Pero también en los hoteles, en los edificios oficiales de cada país y allá donde se precise identificar a las personas que representan dichas naciones. Son por lo tanto, un emblema de respeto institucional al mismo tiempo. Pero también las utilizamos comercialmente para conocer la procedencia de un producto, se hace publicidad de un determinado producto de origen específico o, como en el caso de otros objetos, propaganda de un estado concreto.

En total, son 229 pero hay que añadir las que han sido creadas para identificar a los distintos organismos internacionales, los cuales tienen su propia bandera que ondea según el caso. Pero sobre todo en sus sedes oficiales, aunque también se comparten en el resto de países donde están presentes y actúan.

Son de carácter obligado en las competiciones deportivas internacionales, en los certámenes, festivales y reuniones internacionales que convocan participantes de cada país. Y como enseña política y económica, todos tenemos una clara imagen mental de cuáles son las más influyentes en la sociedad. Supremacía, preponderancia y poder serían aquellos atributos más allá de la nacionalidad pero que van íntimamente ligados a ella.

Sin embargo en cada país, este objeto es el símbolo nacional que lo identifica. El orgullo, el honor, el patriotismo y la soberanía son conceptos representados por el símbolo oficial de cada una de esta, por lo que los ciudadanos lo son en tanto en cuanto pertenecen a la comunidad que simboliza su bandera.

Las vemos en los hoteles y aeropuertos, siendo la estampación preferida de los souvenirs en cada país de procedencia. Hasta en la moda no han querido perderse las posibilidades cromáticas que brinda una combinación de banderas del mundo bien dispuestas en la tela confeccionada de una marca de ropa, por ejemplo.

Moda en ropa, lencería, menaje de hogar, en material escolar, de viaje, de regalos, merchandising y regalos promocionales que se emplean igualmente en eventos donde acuden invitados de diferentes naciones, son siempre ocasiones en las que se imprimen o estampan banderines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *