Centros de transformacion y tipos

Matyse

El reglamento sobre centrales y subestaciones eléctricas define a los centros de transformacion de http://www.matyse.es como las instalaciones encargadas de transformar la energía de alto voltaje en baja tension para ser empleada por los usuarios finales. Esto es posible gracias a los transformadores reductores y a las obras que se precisen para su correcto funcionamiento. Y es que el papel de estas subestaciones es de vital importancia para la distribución de la energía en distintas tensiones y para permitir la conexión de líneas y redes.

Existen CT subterráneos o de intemperie, aunque ambos tipos suelen estar ubicados en las afueras de núcleos de población y el lugar en el que estén dispuestos debe cumplir con una serie de características. Por ejemplo, el suelo donde estén apoyados los mismos deberá ser de goma o resina y el espacio contará con unas medidas mínimas para que el personal cualificado pueda realizar sus tareas de mantenimiento y revisión así como la dotación contra incendios estipulada para asegurar la instalación y a sus usuarios.

Y es que al artículo 12 del Reglamento establece las garantías y condiciones de seguridad en cuanto a estas instalaciones y establece un contrato de mantenimiento entre los propietarios de estos centros y una empresa registrada como compañía mantenedora de alta tensión. Dichas subestaciones no podrán iniciar su cometido de transformar energía en baja tension hasta demostrar esta relación. A partir de este momento se establecen además las revisiones periódicas oportunas y el protocolo en cuanto a reparación de averías relacionadas con los equipos.

Así pues, la normativa actual recae en todos los tipos de centros cuya clasificación depende de la misión de los mismos y su situación en la instalación a la que pertenezcan, así como su alimentación, emplazamiento y propiedad. Encontramos pues centros alimentados en punta y en paso; de empresa, de abonado y a medida; de intemperie, interior, superficie y subterráneo; con acometida aérea o subterránea; convencional y compacto semienterrado.

Algunos de los centros de transformacion son prefabricados y su instalación se resume a la colocación de los mismos y a la conexión del cableado eléctrico. Ellos pueden ser compactos de superficie, de maniobra, prefabricados y prefabricados de superficie. Su principal ventaja es que directamente desde fábrica, pueden ser instalados y preparados para su correcto funcionamiento garantizando así la calidad del servicio y reduciendo los trabajos de obra y preparación en los locales habilitados para su alojamiento.

Matyse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *